Diario Dicen se hace eco de la iniciativa #SanidadSinRuido.

Los índices de contaminación acústica siguen aumentando pese a las normativas vigentes que regulan su emisión. La Organización Mundial de la Salud (OMS) marca un límite máximo en 40 decibelios (dB), en forma de picos puntuales, para el interior de los hospitales, una cifra que se queda lejos del índice real alcanzado. Se estima que se llegan a sobrepasar los 70 dB.

Seguir leyendo…

Deja una respuesta