He perdido a un ser querido

12 Mayo 2017

Mi padre ha muerto. Mi madre ha muerto. Mi hermano, mi amigo del alma…

Qué duro es perder a esa persona que tanto significa para nosotros, no verla más, no poder pasar más tiempo con él o ella, no poder echar esas tardes de risas que ahora solo son un recuerdo…

La pérdida de un ser querido es uno de los momentos más dolorosos por los que pasamos a lo largo de nuestra vida, y sí, tarde o temprano tenemos que hacer frente a la muerte, sentir que esa persona especial ya no está, experimentar ese vacío, ese dolor tan punzante, como si nuestro corazón se encogiera y se hiciera pequeñito. A este conjunto de sensaciones se le llama duelo, y por lo general, no necesita atención médica ni psicológica, ya que se trata de un proceso natural por el que todos atravesamos y tenemos que aprender a vivir con ello.

Cada uno de nosotros vive la muerte de una persona querida de manera diferente, depende de las causas del fallecimiento, el vínculo afectivo, nuestras experiencias previas… no hay reglas. Pero lo cierto es que hay alguna pauta que puedes seguir:

Es NORMAL que sientas muchas emociones a la vez. Puedes estar enfadado porque no es justo que se vaya esa persona, triste porque no la vas a volver a ver, aliviado porque veías su sufrimiento a diario, sentir culpa porque te queda la duda si podrías haber hecho más por él o ella, un nudo en la garganta, presión en el pecho, soledad…

Incluso en un primer momento puede ocurrir todo lo contrario, es decir, que no puedas sentir nada, como estar anestesiado emocionalmente y sentir que todo es irreal. Esta fase suele ser pasajera y ocurre como mecanismo de protección frente a las emociones tan intensas que se viven.

Rodéate de las personas que quieres.
Rodéate de las personas que quieres.

DATE PERMISO para sentir  y expresar  todo ese conjunto de sensaciones. Si necesitas llorar, hazlo, si prefieres estar en silencio es respetable, si quieres estar solo pídelo. Nadie mejor que tú no sabes lo que estás sintiendo, tómate el tiempo que necesites.

Rodéate de las PERSONAS QUE QUIERES. Probablemente no alivien el dolor que sientes, pero sentirte acompañado en estos momentos tan duros puede hacer que el proceso sea más llevadero.

Si necesitas que te echen una mano con el papeleo tras la muerte, con los objetos personales del fallecido, etc. PIDE AYUDA a tus familiares y amigos, seguro que quieren ayudarte pero muchas veces no saben cómo.

Vuelve a la RUTINA en cuanto puedas. Recuperar tu ritmo diario hará que se vaya elaborando el duelo y que vayas aprendiendo a vivir sin esa persona.

Si los meses pasan y te sientes como al principio es importante que consultes con un PSICÓLOGO para que valore tu situación y te ayude en este proceso. También si te aíslas demasiado, si recurres al alcohol o cualquier otra droga para aliviar el dolor, si has perdido a varias personas en muy poco tiempo, si te ves incapaz de recuperar tu vida diaria o si piensas que es mejor abandonarlo todo.

Pero… ¿Qué significa superar un duelo? ¿Quiere decir que nos olvidamos de la persona fallecida? Eso, NUNCA. De hecho, una vez escuché en un congreso de cuidados paliativos que la única forma de superar un duelo es que nuestros muertos volvieran a la vida, y lo cierto, es que creo que es así. Elaborar un duelo supone aprender a vivir sin nuestro ser querido, porque la vida cambia, ya no será igual, pero jamás nos olvidamos de él o ella. También significa reconvertir los recuerdos que tenemos de esa persona, porque tras el fallecimiento su recuerdo nos produce dolor, sufrimiento, tristeza, rabia porque ya no está, porque la vida es injusta… pero poco a poco los recuerdos se van transformando y empezamos a rescatar aquellos momentos bonitos que compartimos juntos, aquella escena tan graciosa con la que nos reímos tanto, sus frases que “sentaban sentencia”, sus chistes malos (y los buenos también), sus gestos, sus expresiones… y sin apenas darte cuenta, su recuerdo ya no te produce tanto dolor, es más, hasta puede que se te escape alguna sonrisa. Y aunque le sigues echando de menos y sigues teniendo ese vacío, te alegras por haberle tenido en tu vida.

 

algunos recursos
Recursos gratuitos para pacientes, cuidadores y familiares

Si necesitas más información puedes consultar la “Guía para familiares en duelo” que recomienda la Sociedad Española de Cuidados Paliativos.

Si quieres ayudar alguien que está en proceso de duelo puedes mirar el folleto “Cómo ayudar tras la pérdida de un ser querido” que publica la Asociación Española Contra el Cáncer.

La Asociación de Padres de Niños Oncológicos (ASPANION) ofrece en su web una guía de recomendaciones “La pérdida de un hijo. Guía de apoyo para padres y familiares en duelo”.

…………………………….

Vanesa Jorge Psicóloga Sanitaria. Psicooncóloga Asociación Española contra el Cáncer (aecc)
Vanesa Jorge Psicóloga Sanitaria. Psicooncóloga

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar su navegación en la página web, conocer cómo interactúas con nosotros y recopilar datos estadísticos. Por favor, lee nuestra Política de Cookies, para conocer con mayor detalle las cookies que usamos, su finalidad y así como poder configurarlas o rechazarlas si así lo considera. ACEPTAR

Aviso de cookies
Accesibilidad