DÍA MUNDIAL DEL PREMATURO

Desde esta humilde sección no podíamos olvidarnos de este día tan importante para todos aquellos que estamos relacionados con los Cuidados Neonatales como padres, familiares, profesionales y sobre todo ellos, nuestros “más chiquitines”. Todos alguna vez hemos escuchado hablar acerca de prematuro pero, ¿a qué nos referimos cuando decimos que es un niño prematuro?

Dependiendo de su edad gestacional podemos encontrarnos con bebés prematuros, a término o post-término.

Un niño prematuro es aquel bebé vivo que nace antes de la semana 37 de embarazo o gestación. A su vez, según su edad gestacional, hablamos de:

  • Prematuros extremos: son aquellos bebés con menos de 28 semanas de gestación.
  • Muy prematuros: aquellos bebés con edad gestacional de 28 a 32 semanas.
  • Prematuros moderados: bebés con edad gestacional de 32 a 34 semanas.
  • Prematuros tardíos: bebés con edad gestacional de 34-36 semanas.

Aunque generalmente el prematuro tiene una fuerte relación con el bajo peso, es importante diferenciar estos conceptos, ya que podemos encontrar bebés a término (todos aquellos bebés vivos que nacen a partir de la semana 37 de gestación) con bajo peso o bebés prematuros (generalmente bebés prematuros tardíos) que a pesar de su prematuridad ya han conseguido ¡un peso adecuado.

Pero ¿es un problema la prematuridad?

La prematuridad es un problema ya que en niños menores de 5 años es la primera causa de mortalidad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) 1 de cada 10 niños nacidos, es un niño prematuro. A pesar de esta alta tasa de incidencia, la mayoría de estos bebés sobreviven en países con recursos socioeconómicos.

Los bebés prematuros además presentan mayor riesgo de sufrir complicaciones, a veces de forma permanente como parálisis cerebral, retraso mental, problemas pulmonares y gastrointestinales, pérdida de visión y audición.

¿Por qué ocurre?

No se conocen las causas de los partos prematuros pero sí se ha demostrado que una relación fuerte con uno o varios factores de riesgo aumentan la probabilidad de sufrir un parto prematuro. Los factores de riesgo más importantes se relacionan con haber tenido un bebé prematuro previo; embarazo múltiple; problemas de útero y/o cuello uterino; procesos crónicos tales como hipertensión; diabetes o problemas de coagulación; infecciones; consumo de alcohol y drogas; obesidad o delgadez extrema.

¿Cómo se puede prevenir?

Llevar un embarazo saludable es la medida general para prevenir el parto prematuro. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala una serie de directrices a seguir tales como seguir una dieta saludable, evitar el consumo de tabaco y drogas y asegurar un mínimo de 8 contactos con profesionales sanitarios a lo largo del embarazo para detectar y tratar alguno de los factores de riesgo ya mencionados.

Desde FFpaciente nos sumamos para apoyar la lucha de estos bebés y de sus familias.

¡Feliz día a nuestros PEQUEÑOS GRANDES VALIENTES!

En caso de duda, no dudes consultar la siguiente bibliografía:

  • Rellán S, García de Ribera C, Aragón MP. El recién nacido prematuro. Aeped {Internet}. 2008 {consultado 15 Noviembre 2017}; 8. Disponible en:

http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/8_1.pdf

  • Organización Mundial de la Salud. Nacimientos prematuros. {Internet}. 2016 {consultado 12 Noviembre 2017}.Disponible en:

http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs363/es/

  • European foundation for the care of newborn infants. Nacimiento premature {Internet}. 2009. {consultado 10 Noviembre 2017}. Disponible en:

http://www.efcni.org/fileadmin/Daten/Web/Brochures_Reports_Factsheets_Position_Papers/Prevention_Perkin_Elmar/1244-9856_Perkin_Elmer_Spanish.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Accesibilidad