El Nacimiento: El Proceso Piel con Piel

 

En ese mismo momento en el que finalmente llega nuestro bebé  ante nuestros ojos se suceden muchas cosas. Si todo va bien, incluso antes de cortar el cordón umbilical y si ha sido un parto vaginal “normal” el cual en la jerga hospitalaria llamamos Eutócico las matronas suelen dejarlo sobre nuestro vientre para realizar el proceso piel con piel o madre canguro. ¿Por qué?

 

 

Lo primero porque nuestro bebé se encuentra en una etapa llamada sensitiva donde gracias al incremento de noradrenalina después del parto disfrutan de una fase tranquila pero alerta que facilita que su instinto les impulse a reptar por el vientre  hacia el pecho de su madre y engancharse para realizar su primera toma en muchos casos ellos solos.  Son capaces de reconocer a su mamá por el olor y se creará ese famoso vínculo afectivo madre-hijo de una forma más fuerte que si este proceso no se hubiera realizado. Además está demostrado que el porcentaje de bebés que presentan un mejor manejo de la lactancia materna más tarde es mayor.

Nuestro bebé de esta manera también será capaz de mantener una temperatura corporal adecuada ya que gracias a la oxitocina producida se origina un aumento de la temperatura del vientre de la madre la cual evita cualquier pérdida de calor y evita el uso de incubadoras o cunas térmicas.

A su vez mientras el bebé recta hacia el pecho de su mamá, ayudará con el movimiento de sus piernas a “entender” al útero que ya es hora de volver a su posición inicial y facilitará su contracción.

 

 

Este proceso de piel con piel debería realizarse durante las dos primeras horas de vida siempre y cuando no se presente durante el parto complicación alguna. En el caso de cesárea, hay ocasiones en que la coordinación de nuestro ginecólogo y anestesista también lo hace posible. Si no fuera así, NO DEBEMOS preocuparnos. No somos peores padres ni nuestro hijo va a sufrir carencia alguna. Este proceso es un plus con muchos beneficios, nada más.  Además este proceso de piel con piel también se puede realizar con el papá favoreciendo igualmente la creación del vínculo padre-hijo, resultando altamente satisfactorio para nuestro bebé y ayudándolo igualmente a su adaptación extrauterina.

Remarcar la importancia de dejar al bebé en su cunita boca arriba lo más cercano a nosotros si nos encontramos cansados y existe el riesgo de quedarnos dormidos o no podemos estar pendientes de él.  Una vez concluida la etapa sensitiva entran en otra, a veces llamada etapa de letargia,  donde se duermen profundamente recordando a situación post-anestésica y debemos mostrar especial cuidado en no obstruir sus vías respiratorias.  La muerte súbita del lactante en esta etapa tiene una baja incidencia y es poco frecuente, pero toda precaución nunca está de más.  

Una vez llegados a este momento, sonríe porque tu bebé por fin ha llegado. Es hora de disfrutar y sentir a nuestr@ pequeñ@.

Mamá, papá ¡ya estoy aquí!

¡Enhorabuena!

 

Bibliografía

  • Carvajal Encina F. El contacto visual precoz entre madres e hijos prematuros favorece el establecimiento de un vínculo seguro. Evid Pediatr. 2011;7:82.
  • Doménech E, González N, Rodríguez-Alarcón J. Cuidados generales del recién nacido sano. Aeped {Internet}. 2008 {citado 1 Octubre 2017}; 2: 1-10. 
  • Ministerio de Sanidad y Política Social. Cuidados desde el nacimiento – Recomendaciones basadas en pruebas y buenas prácticas. Informes, estudios e investigación, 2010. Madrid – Ministerio de Sanidad y Política Social
  • Piel materna: La mejor incubadora. Alhelí Quintanilla. Mi Pediatra. Marzo 2007, 12-17.
  • Melchor Marcos JC. Contacto piel con piel en la sala de partos y muerte súbita del recién nacido. Una llamada de atención. Prog Obstet Ginecol. 2011; 54 (2): 53-54. Disponible en:

http://www.sego.es/Content/pdf/RevistaProgresos_v54n2.pdf

7 thoughts on “El Nacimiento: El Proceso Piel con Piel

Anónimo2 semanas ago,

Interesante tema, pero bajo mi punto de vista debería haber sido escrito por una matrona ya que el puerperio y el recién nacido hasta el día 28 es su competencia y su experiencia hubiera enriquecido más.

Responder

Rosario1 semana ago,

Siento discrepar con la opinión del anterior comentario anónimo, “”el recién nacido hasta el día 28 es su competencia (de la matrona)”. De hecho:

La enfermera es la responsable del cuidado de los niños/as en las Unidades y UCIs Neonatales donde ingresan los recién nacidos que tienen algún problema de salud. Incluso hay hospitales en los que enfermeras y TCAE del Área de Neonatología trabajan también en los paritorios.

En Atención Primaria, las enfermeras también tienen una Consulta de Pediatría y son las que, junto con los Pediatras, realizan el Programa del niño sano.

Responder

Fran1 semana ago,

El primer comentario describe una competencia de la matrona publicada en el BOE.

En una gran parte de hospitales es la matrona la que realiza la rea del neonato.

Afortunadamente hay enfermeras especializadas en unos neonatales pero no es ese piel con piel al que se refiere el post, sino al que se realiza en el Area de partos.

Responder

Ana1 semana ago,

Rosario, como respuesta a tu comentario anterior sobre que la matrona no es la responsable del neonato (según las competencias recogidas, otra cosa es lo que lamentablemente se hace en la práctica) te dejo copia y pega del BOE, así ni siquiera lo tienes que buscar.
<>
Ojalá FF paciente para este artículo hubiera contactado con una matrona, ya que sería la adecuada para haberlo realizado (con todos mis respetos para el autor)..
Juntas enfermeras y matronas sumamos y creamos una red más amplia y rica, pero respetando las competencias de cada uno.

Responder

Ana1 semana ago,

Y por supuestísimo que el piel con piel siempre lo lleva a cabo la responsable del parto y el puerperio normal, la cual es la matrona, de lo cual versa este artículo.

Responder

Ana1 semana ago,

No de por qué no aparece lo del BOE, quizá lo haya ocultado el símbolo. Lo vuelvo a dejar por aquí.

La matrona es el profesional sanitario que, con una actitud científica responsable y utilizando los medios clínicos y tecnológicos adecuados al desarrollo de la ciencia en cada momento, proporciona una atención integral a la salud sexual, reproductiva y maternal de la mujer, en su facetas preventiva, de promoción y de atención y recuperación de la salud, incluyendo así mismo la atención a la madre, en el diagnóstico, control y asistencia del embarazo, parto y puerperio normal y la atención al hijo recién nacido sano, hasta el 28 día de vida.

Responder

Ana Martín1 semana ago,

Buenas noches a todos:

Lo primero me gustaría dar las gracias por vuestras aportaciones y vuestro tiempo. Sinceramente, ¡gracias!

Me llamo Ana Martín, soy miembro de #ffpaciente y responsable de esta sección. Soy enfermera de Pediatría y de Cuidados Neonatales, con experiencia en Maternidad. En este apartado pretendo volcar la experiencia que me van dando los años con la intención de ayudar a los papás y a las mamás a comprender todo lo que sucede en el hospital y a tratar de ayudar en esas situaciones en las que estando en casa no tenemos a nadie a quien preguntar.

Por suerte, el personal que formamos el
hospital es un equipo interdisciplinar, o al menos así debería serlo. Cada hospital tiene protocolos diferentes y mientras hay donde los puerperios y el proceso piel con piel se inicia en paritorio bajo la supervisión de la matrona, bien cierto es que hay otros donde se realiza en planta. En mi caso personal, he realizado el puerperio directo en planta y me encargo del piel con piel, de ahí que hable de este tema. Trabajo codo con codo con matronas y la formación que recibimos en este tema es la misma.

Acerca del cuidado del recién nacido podría decirse que la formación de la matrona y la enfermera neonatal se “solapan”. Ambas están perfectamente capacitadas para su cuidado y somos muy afortunados de contar con estas dos figuras.

¡Todos juntos sumamos!

Gracias a todos

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Accesibilidad