Internet como promotor de la salud

Esta semana en nuestra sección queremos compartir con vosotros una revisión sistemática reciente publicada en Cochrane (http://www.bibliotecacochrane.com/BCPGetDocument.asp?SessionID=%2012836046&DocumentID=CD011479), la cual analiza la efectividad y la relación entre el coste y la eficacia de las intervenciones digitales para la reducción del consumo peligroso y perjudicial de alcohol, los problemas relacionados con el alcohol (o ambos) en población general.

 

Como sabemos, el consumo excesivo de alcohol contribuye al desarrollo de un gran número de enfermedades físicas y mentales, así como supone un deterioro de las interacciones sociales. Existen diversas estrategias para frenar y erradicar este problema, siendo la intervención conversacional en Atención Primaria una de las que han demostrado mayor eficacia. Gracias al actual uso generalizado de Internet y de las Redes Sociales en la población general se abre la posibilidad de plantear intervenciones digitales que complementen o sustituyan la presencia física en consulta.

Los autores de esta revisión se plantearon las siguientes preguntas:

  1. ¿Son las intervenciones digitales más efectivas y costo-efectivas que ninguna intervención?
  2. ¿Son las intervenciones digitales al menos igual de efectivas que las breves presenciales en relación con el consumo de alcohol?
  3. ¿Cuáles son los componentes efectivos de las técnicas de cambio conductual de dichas intervenciones y los mecanismos de acción?
  4. ¿Qué teorías o modelos se han utilizado en el desarrollo y evaluación de la intervención?

Para ello, se hicieron búsquedas en las bases de datos principales y en sitios web relevantes hasta abril de 2017, así como se verificaron las listas de referencias de los estudios incluidos y las revisiones sistemáticas relevantes. Se incluyeron en la revisión 57 ensayos controlados aleatorios que evaluaban este tipo de intervenciones.

La revisión concluyó que hay evidencia de calidad moderada de que las intervenciones digitales pueden reducir el consumo de alcohol. Sin embargo, puede haber poca o ninguna diferencia en la repercusión sobre el consumo de alcohol entre las intervenciones digitales y presenciales. Las técnicas de cambio conductual, se asociaron con la efectividad de las intervenciones digitales, hecho que justifica la necesidad de realizar estudios adicionales.

Como conclusión, podemos determinar que el uso de Internet y de las intervenciones digitales pueden complementar a las técnicas tradicionales en algunos casos, aunque se necesitan más estudios que sustenten esta afirmación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Accesibilidad