Movember: Bigotes y salud masculina.

Hoy hablamos de cáncer testicular.

Este mes los bigotes se han multiplicado, ¿No os habéis percatado? Más hombres se dejan crecer su mostacho (con mayor o menor acierto, jeje)¡Es que estamos en Movember! 

¿Movember? Quizás os suene extraño y no estéis familiarizados con esta palabra que nace de la unión de Moustache + Noviembre= MOVEMBER.

Noviembre es el mes de la salud masculina, centrándose especialmente en la prevención del cáncer de próstata y testículos, así como, en la prevención del suicidio. MovemberFoundation es una organización benéfica internacional que precisamente se centra en esos aspectos, haciendo labor promoción de la salud y visibilización de estos problemas. Durante este mes su labor también es llenar las redes sociales de bigotes para recaudar fondos, especialmente para investigación.

Vector de diseño creado por freepik – www.freepik.es

Dicho esto, nuestra aportación para Movember será compartir, con todos vosotros, la experiencia de Enrique con el cáncer de testículos y recursos útiles para intentar contribuir a su detección precoz.

El cáncer de testículos llegó a la vida de Enrique de improviso a principios de 2012, aunque él ya sospechaba que algo no iba bien a finales de 2011; una enfermedad grave invadía su mundo y el de su familia.

Agradecemos a Enrique que haya decidido compartir su testimonio con nosotros y con otros pacientes, que puedan sentirse identificados, para contribuir a #Movember ¡Gracias Enrique!

Nuestro apoyo a Enrique y al movimiento Movember.

1.- ¿Podrías hacer una breve presentación sobre tí? 

Mi nombre es Enrique, tenía 43 años cuando me diagnosticaron un seminoma, en el testículo derecho, con metástasis retroperitoneales.

No te lo crees, ¡Esto no me puede pasar! Pero sí, efectivamente, me estaba pasando y unos días después “se te cae el mundo encima”. Es muy, muy duro, lo primero que debes hacer es aceptarlo y empezar a luchar contra el enemigo.

 

2.- ¿Nos cuentas tu historia de salud?

Hasta entonces nada significativo. Pero después:

1.-Empecé con 4 ciclos de quimioterapia, cada 21 días. Cada ciclo constaba de una mañana (aproximadamente 5 horas entre preparación y tratamiento) durante 4 días seguidos (elegí de lunes a jueves) en el hospital de día.

2.- El resultado fue negativo, con lo cual me dieron 2 ciclos más como los anteriores.

3.- También fue negativo, por lo que me dieron radioterapia, 21 sesiones. El tratamiento y resultados se alarga en tres meses.

4.-Casi, casi, casi. Desaparecieron las metástasis iniciales, pero apareció otra un poquito más arriba. Así que 21 sesiones de radioterapia más.

5.-El desastre fue total, no solo volvió la metástasis inicial sino que aparecieron 5 más en los pulmones. Me dieron quimioterapia de rescate, 4 ciclos similares en duración a los primeros salvo que había que estar  ingresado. No cumplí el estándar médico en ninguno de ellos, sinceramente pensé y pensaron que la cosa…

Milagrosamente la quimioterapia funcionó y desde entonces estoy libre de enfermedad.

6.-Por ultimo, he tenido y tengo los efectos secundarios más perjudiciales que podían haber, pero estoy vivo y lo puedo contar. Dolores musculares, hormigueo continuo en maños y pies, diabetes, necrosis avascular femoral bilateral con resultado de prótesis total de cadera bilateral e insuficiencia renal.

A pesar de todo, siempre hay que luchar.

 

3.- ¿Has contado con el apoyo de tu entorno cercano, familia y amigos? ¿Cómo habéis vivido juntos la enfermedad?Tienes un hijo, ¿cómo lo habéis vivido con él? Porque los niños son los que más nos sorprenden habitualmente, por su empatía y fuerza.

He contado con mucho apoyo de mi familia, sobre todo de la más cercana: padres, tíos y primos.

Han estado conmigo, con mi hijo, ayudándome/nos en todo lo que nos ha hecho falta: turnándose en el hospital,quedándose con el niño, etc.

Mi hijo tiene, actualmente, 10 años, cuando todo esto pasó era muy pequeño y en ningún momento fue conscientede la situación ni de la enfermedad.

 

4.- ¿Se necesita más apoyo por parte de los profesionales sanitarios o del Sistema Nacional de Salud para prevenir el cáncer testicular? ¿Son suficientes las campañas de Prevención?

Pues sí, porque campañas de prevención no recuerdo ninguna en toda mi vida, así como del cáncer de mama continuamente. Aunque la mejor prevención es explorarse uno mismo cada vez que te duches.

Se intentan realizar campañas de concienciación y prevención. En este caso, Deadpool nos anima a realizar el autoexamen testicular.

 

5.- ¿Qué recursos recomendarías para ayudar a pacientes que le acaban de diagnosticar Cáncer Testicular? ¿Te gustaría poder acceder a formación dirigida a pacientes sobre tu patología?

Aconsejaría que se informará con su médico haciéndole todas las preguntas que considere necesarias. Buscar por la red no es una buena opción, creo que es contraproducente.

Tendría que haber más acceso a la información sobre la enfermedad, incluso podría llevarla a cabo un psicólogo, sobre todoal principio pues es más necesario, creo, porque todo te llega de golpe.  Todo es desconocido, es un mundo nuevo, además esta enfermedades doble, es decir, tiene dos componentes: el somático (la propia enfermedad) y el psicológico, y hay que estar muy centrado porque de lo contrario la cabeza te puede hacer perder el norte.

 

6.- ¿Te gustaría poder ayudar a otros pacientes con Cáncer Testicular? ¿Cómo lo harías?

Cada persona es diferente, para poder ayudar hay que ser un profesional de la salud. Lo único que aconsejaría es dejarse guiar por los oncólogos en todo momento, y ¡jamás, jamás, jamás! ponerse en manos de “curanderos o similares” y sus tratamientos “alternativos”.

 

7.- ¿Cuál crees que es el papel del paciente en el SNS? ¿Cuál debería ser?

Tener mucha paciencia y confiar en los profesionales, poco más puedes hacer.

 

8.-¿Crees beneficioso compartir experiencias sobre salud? 

Si, contar lo que te ocurre durante la enfermedad te ayuda mucho, te hace salir mucha tensión y te relaja.

Siempre es beneficioso compartir tus experiencias, sobre todo, en plena enfermedad, pues esa tensión, nervios y otras cosas innombrables que provoca la quimioterapia (solo el que “la ha sufrido lo sabe”) se libera hablando (en mi caso particular).

Factores de riesgo del cáncer de testículos – Movember Foundation.

 

Si queréis saber más sobre el cáncer de testículos, os dejamos los siguientes enlaces:

Para finalizar, Enrique nos dedica una canción que le ha infundido fuerzas y optimismo en su enfermedad.

Resistiré, resistiré hasta el fin.

 

 

Post y entrevista realizada por:

Maite Montón Barranco y Oscar Romeu Bordas

@Lazos_cancer y @OneCuriousNurse

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Accesibilidad