Vivir con cefaleas en racimo

Mi temprana vida profesional empezó tras abandonar un colegio extremadamente religioso. Una carnicería fue el destino de mi primer contacto con el mundo laboral y con el mundo cárnico, por el que me moví los siguientes veinticuatro años. Siempre fui una persona alegre y dicharachera, con don de gentes y facilidad para el trato con  Read more ➝